10 ingredientes para una relación de pareja sana

10 ingredientes para una relación de pareja sana

Realmente tener una relación se fundamentan en las misma razones por las que se rompe pero a la inversa. Según un estudio de la Universidad de California afirma que los seres humano tenemos una tendencia a recordar los aspectos malos más que los buenos, que se nos quedan más tiempo fijados los fallos que los éxitos y sobre todo: que es fácil ir de lo bueno a lo malo, pero mucho más difícil ir de los malo a lo bueno. Cuando sufres una ruptura con el tiempo posiblemente reanudes una relación y tal vez sea bueno revisar que puede hacerse sólida aprendiendo de las experiencias pasadas o presentes.

Y a esto tampoco se escapan las relaciones de pareja. Parece que se dan por sentado los momentos buenos de la pareja pero los problemas se cristalizan y actúan de forma más presencial por lo que los comentarios negativos salen a la luz de forma más sencilla lo que junto con otros factores pueden crear un caldo de cultivo nocivo para la pareja. Un estudio de la revista Science titulado “Prevalence-induced concept change in human judgment” sugiere que si nuestra relación no tiene ningún problema importante, es más probable que tomemos lo que antes se consideraba un asunto pequeño y lo consideremos más problemático. Sorprendente y esclarecedor ¿no es cierto?

Aunque focalizarse en mejorar los aspectos problemáticos de nuestra vida y una relación es importante y es fundamental hacer el esfuerzo de no perder la pista sobre las cosas positivas que suceden. Prestar atención a las fortalezas de tu relación la hará crecer y dotarla de buenos mecanismo para apoyar los aspectos problemáticos y tratar de sanarlos dentro de la relación

Es fundamental hacer el esfuerzo de no perder la pista sobre las cosas positivas que suceden en una relación y no solo los problemáticos o negativos.

El doctor y experto en psicología de las relaciones Gary W. Lewandowski Jr propone diez pilares fundamentales basados en investigaciones que ofrecen una perspectiva para saber qué características tiene una relación sana y por tanto más duradera y satisfactoria en principio. Nada es perfecto pero es interesante aprender y valorar aspectos que puedan ayudarnos a construir relaciones más sanas y constructivas. 

  1. Puedes ser tú mismo. Las parejas que se aceptan mutuamente tal y como son sin tratar de cambiarlas constantemente y juzgarlas tienen más satisfacción en su relación

  2. Sois los mejores amigos. Parece que las investigaciones muestran que percibir que tu pareja es tu mejor amigo/a tiende a estar más comprometido y ofrecen un universo de apoyo más afectuoso y positivo.

  3. Te sientes cómodo. Las parejas que comparten emociones y conversan sobre ellas de forma cómoda y sosegada  produce una confianza y sensación de estabilidad a pesar de posibles momentos de vulnerabilidad.

  4. Sois más parecidos que diferentes. Aunque hayan diferencias en la esencia sois más parecidos y eso aumenta la probabilidad de satisfacción. Párate a pensar en ello y piensa en profundidad en las similitudes. Tal vez a uno le guste caminar por el campo y a otro por la ciudad viendo tiendas, más lejos de una pequeña diferencia, en esencia os gusta caminar.

  5. Te sientes como en un equipo. Solo párate a pensar cuando te preguntan y respondes con “nosotros” de forma habitual. Esto es un gran signo de equipo en la relación.

  6. Te hacen mejor persona pareja. Una relación que no te hace mejor persona dista mucho de ser óptima. Si la relación da espacio y ayuda a tu desarrollo personal, tu creces pero también crece la relación.

  7. Compartir el “poder”. Sencillamente cuando la relación de poder, la toma de decisiones y acuerdos es equitativa y se percibe así, la relación va por buen camino.

  8. Ser fundamentalmente bueno. Sorprendentemente sencillo cuando nos preguntamos qué queremos de la pareja suele coincidir estos aspectos por lo general: alguien que sea fiable, cálido, amable, justo, digno de confianza e inteligente. Estos hechos parecen demostrar que buscamos estabilidad emocional y personalidades agradable junto a nosotros.

  9. Confianza mutua. La confianza fomenta el compromiso y el compromiso fomenta la confianza. Un ciclo fundamentado ampliamente y que desemboca en percibir y sentir que nuestra pareja está cuando la necesitamos y conoce nuestros intereses y necesidades.

  10. No existen problemas serios. En una relación puede haber problemas y problemas más complejos: la falta de respeto, el engaño, los celos y el abuso emocional o físico son destruyen la relación aunque no se separen las partes,  generando un sufrimiento tremendamente nocivo y produciendo un desgaste físico y psicológico muy peligroso.

Llegados a este punto, es bueno preguntarse ¿Cuántos de estos pilares tiene la relación? ¿Cuáles no tienes o carecieron tus relaciones? ¿Cómo podrías mejorarlos en tu relación actual o en próximas relaciones? En muchas ocasiones partir de recuperar que de bueno tiene tu relación es un aspecto básico para poder mejorar o fomentar otros.

Necesitamos construir desde las fortalezas y trabajar las vulnerabilidades sujetados a algo positivo. Estos diez pilares pueden ser complementados por otros que consideres positivo en tu caso concreto para una relación pero partir de la base de ello es un buen punto de partida para construir cada día una relación sana y enriquecedora cuando se vive el periodo de tiempo que sea en pareja.

Add Your Comment

Suscríbete a la Newsletter

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies